viernes, 21 de junio de 2013

Y así viví el horror de aduanas...

Pues ayer viernes decidí ir a aduanas personalmente a buscar un paquete que me habían retenido, quería ir en persona porque Correos pretendía cobrarme 20 € o más de gastos de despacho.

Total, busqué información en internet acerca de qué lleva y donde tenía que ir exactamente... llegué a las 11 de la mañana a la parada del bus que me llevaría supuestamente directa, el autobús tardó 20 minutos y otros 45 en llegar hasta donde tenía que ir...

Bueno, llego y me encuentro en medio de una carretera entre dos polígonos industriales, 30 º y ni un paso de peatones visible, solo pasaban camiones y camiones.

Logré cruzar la carretera como pude, tras encontrar un paso de peatones que por cierto ni uno de los camioneros se molestó en pararse para dejarme pasar. Una vez llegué al polígono industrial donde estaba Correos, tuve que rodearlo 2 veces para encontrar una entrada que no fuera por una puerta de alguna empresa de envíos, de hecho lo intenté por una de ellas pero me dijeron que nai nai.

Llego a Correos, me toca esperar 10 minutos, me atiende el chico de la ventanilla y me manda a un cuarto de al lado para esperar otros 15 minutos. Es mi turno, paso a hablar con el otro chico de la ventanilla, me hace esperar 10 minutos más y me entrega un invoice, me dice que tengo que ir a un edificio que está en el polígono industrial de enfrente... con toda mi paciencia pregunto si tienen alguna referencia y me enseñan una foto de lo que es el recorrido desde Correos hasta dicho edificio.

Después de salir de Correos y dar más vueltas que una tonta, paro a preguntar a unos camioneros... ninguno sabía hablar español, como golpe de suerte aparece una chica de seguridad de alguna de las naves y me dice que el edificio que busco está al lado opuesto de donde estoy yendo, resulta que el mapa que me enseñó Correo estaba mal señalizado.

Me armo de voluntar y paciencia, recorro 4 km por unos caminos de tierra sin asfaltar y con 30º de temperatura, el plan perfecto... logro llegar al edificio tras preguntar nuevamente a tres personas distintas, al parecer la que me consiguió ayudar había tenido el mismo problema que yo.

Cruzo un parking inmenso, de esos que son como los de los grandes centros comerciales, completamente vacío excepto por 4 o 5 coches. Entro al edificio, tras no encontrar ningún cartel que indique donde estaba Aduanas, pregunto en información, me lo indican y me dirijo entonces a donde tenía que ir.

Una vez he llegado y pasado el control de seguridad, espero... y espero... y espero, alrededor de 30 minutos para que la chica de la ventanilla me diga que tengo que ir a la ventanilla de al lado... espero... espero... y espero otros 15 minutos para que me atiendan, entrego la documentación y me hacen esperar otros 10 minutos para traerme un papel con la factura de la Aduana, 130 €... pregunto donde tengo que ir a pagar el importe y me mandan de nuevo a un edificio de enfrente de éste.

Camino al edificio y encuentro la administración donde tengo que realizar el pago, era el banco la Caixa por lo que no tuve muchos más problemas llegados a este punto. Vuelvo al edificio de Aduana, entrego mis papeles con el justificante del pago y espero la friolera de 35 minutos para que me pongan tres números en una hoja y vuelva a la oficina de Correos a recoger mi paquete, tal y como lo leéis.

Aún con mucha más paciencia y viendo el final del túnel, me vuelvo a la oficina de correos, eran ya las 13:35 de la tarde y la temperatura rondaría los 35º y a todo esto, yo vestida con una camiseta negra de Kingdom Hearts, creía que me moría.

Consigo llegar a la oficina de Correos aún con vida, unos señores mayores estaban discutiendo con el chico de la ventanilla acerca de la mala administración que tienen ahí montada, sinceramente no quise meterme a decir nada porque no quería verme involucrada en algo que pudiera perjudicar a que consiguiera ya mi paquete.

El chico me atiende, todo correcto, le entrego los justificantes y el número que me han dado en el edificio de la Aduana, con una sonrisa me da una hoja en la que lo primero que leo es ''FACTURA'' y mi cara de WTF? lo decía todo, no solo tenía que pagar en aduanas 130 €, sino que ahora los de correos me pretendían sacar 10 € por, atentos, GUARDAR MI PAQUETE... es que es increíble! Osea, me acerco al culo del mundo para ahorrarme casi 20 € de administración de oficina y me encuentro con ese pastel. Lo peor es que no llevaba ni un euro, eran las 14:00 de la tarde y el único banco cercano que había era el de la Caixa de antes y ya estaba cerrado...

Ahora es cuando le pregunto al chico qué puedo hacer y me dice que volver otro día, ni de coña... tras estar 10 minutos meditando (la oficina de Correos cierra a las 14:25 pm), llego a la conclusión de que lo mejor es intentar conseguir el dinero por alguien que estuviera cerca y realizarle una transferencia bancaria. Y ahí estaba mi salvador, un chico majísimo que me dió el dinero a cambio de que yo le hiciera la transferencia y me salvó de tener que volver allí!

La vuelta a casa fue lenta, aprox 1 hora entre el tráfico y dentro del autobús estábamos a 35º, un infierno del que he sobrevivido :D

1 comentario:

  1. Dios, suena horrible ¬¬ ¿Cómo tienes tanta santa paciencia? A mí me molesta horrores que me hagan esperar, y puedo soportarlo un par de veces, pero a la tercera se me cruzan los cables. Yo habría matado a alguien seguro >_<

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...